Opiniones de Clientes de la Inmobiliaria

Buscador de Propiedades en Venta

S.G. de Londres

Estoy realmente contento con el servicio. Al vivir lejos en Reino Unido, me siento mas tranquilo al saber que hay una oficina local que resuelva mis problemas. Otro punto positivo es que el personal de Atención al Cliente lleva trabando bastantes años en La Quinta, conocen el apartamento y esto es muy importante para mí. Esta es la principal razón por la que invertí en La Quinta.

J. Wheeler

He tratado con Grupo Inmobiliario La Quinta durante más de diez años , tanto para compras como para ventas y alquileres. He comprado y vendido tres propiedades con ellos y actualmente  alquilo un apartamento, todo ello a través de Grupo Inmobiliario La Quinta. Su equipo comercial es muy profesional y eficiente, además de dar un trato muy personal. También el equipo de Atención al cliente son de gran ayuda y dan una respuesta muy rápida. En general mi experiencia con Grupo Inmobiliario La Quinta ha sido muy positiva y no dudaría en recomendarlos

J. G. Strang

Nos encanta nuestro apartamento en Altos de La Quinta II, en especial la vista desde la terraza de nuestro ático.  La zona es tranquila y bonita. Usamos el departamento de Atención al Cliente habitualmente, son amables y de gran ayuda. Hasta la fecha no ha habido nada que no hayan podido resolver. Si alguna vez decido vender nuestro apartamento, sin duda se lo encomendaría al Equipo Comercial de La Quinta. 

B. Alvarez

Excelente el trabajo realizado por el departamento de Ventas a la hora de negociar la compra de  nuestro nuevo apartamento. Son unas personas muy amables y muy expertas en ventas con mucha psicología e intuición para los clientes.

 

En relación al trabajo realizado por el departamento Técnico en la ejecución de nuestras obras, ha sido excelente.  He de resaltar su gran responsabilidad y  atención al cliente muy buena.  Siempre ha buscado una solución satisfactoria. Ha aportado ideas  nuevas y consejos muy útiles.  Han respondido siempre muy bien y se han involucrado en persona para resolver los pequeños problemas que han podido surgir.